Kat Brown
Alejandro Solís
KAT BROWN: TERCER TURNO AL VATE
Sábado, 26 de Enero de 2019
Siendo un excelente jugador de béisbol conocedor de todas las posiciones sobre el terreno de juego y hasta de la elaboración de reglas y reglamentos del autodenominado “rey de los deportes”: quebrado el negocio, le llegó su turno al bate.

#Vate al Bate. Estratega táctico con ideas consolidadas sobre los mejores argumentos para explicarse los motivos de lo inesperado, al paso de infatigable ganso aprende de sus errores metiendo aliados tácticos estratégicos en su dugout,
coaches, equipos y vituallas para asegurar el triunfo en su jugada última luego de dos intentos fallidos, encabezando tardíamente un régimen democrático, que aún no se define como burgués, populista o socialdemócrata. Amoroso, que, perdón, no olvida.

Ideas vagas encantaron a una sociedad hastiada de los abusos del poder, fueron suficientes para atrapar en sus jugadas a 30 millones de electores; una masa gelatinosa que ha de estructurarse, o, a la postre, será caldo de cultivo de su infierno, como les pasó a Kirchen, Lula, Correa y Chávez, en Argentina, Brasil, Ecuador y Venezuela. De osito no lo quiera, pero a Salvador Allende, le fue peor.

El discurso de López Obrador ha ido desde la renovación impulsada por olvidados agentes del cambio verdadero aglutinados en comités ralos en su tiempo de precampaña, a la pre-nominada cuarta transformación de la vida pública, o, de la república; según. Hoy dispone de poderosos aparatos de gobierno: congresos, munícipes, gobernadores, ministros, presupuesto, para continuar
trazando futuros.

Orientado con deseos de trabajar primero por los pobres, negociando primero con los ricos, amando al prójimo como a ellos mismos, asegura que no llegó al poder para ser tapadera de tranzas denunciadas, ni para mentir, robar, o, traicionar, inspirándose en la república amorosa, y, en la Cartilla Moral reeditada de un buen liberal, y, punto.

#CachirulosEnElEquipo. En su tercer turno al bate, hizo lo que pocos analistas pronosticaron a pesar de expresiones de apoyo masivo durante su prolongada campaña: que por la buena electoral el poder oligarca diera su brazo a torcer, aceptando su pre-derrota ante la incapacidad de sus congéneres de lograr para el cetro lo que en cincuenta años ninguno de los expresidentes consiguió, ni contando con el arca hacendaria abierta: el poder legal, legitimado.

El fruto tiene tanto de alabanzas, como de reservas, pues tampoco el peloteo está exento de las tranzas, condiciones, cabildeos y preacuerdos, que, en su momento y circunstancia, puedan variar resultados a favor de lo inesperado. Con una salvedad: experto en la regla 7.4 del béisbol, AMLO es un erudito ganador de jugadas defensivas erróneas en zona del dugout. Como fue su triunfo contra Fox, haciendo músculo moreno del injusto desafuero.

#4TVpm Con dos ponches, dos strickes, en su cuarto turno al bat con casa llena, dispone de todas las bolas que controle, para ganar su juego y pasar si no a la clausurada Calzada de los Expresidentes en la extinta residencia de Los Pinos, al menos al “Salón de la Fama” de la Rotonda los Hombres Ilustres: mientras no lo cuqueen, se la puede pasar de bola en bola hasta ganar, cambiando de partido; de ser necesario.

Cuquera en Cuba significa excitar, provocar, azuzar. Molestar, en República Dominicana: igual, “cuca” es la vagina. En gags beisboleros se usa como sinónimo de chamaquear al darle de comer en la boca al pequeño cucú.

En ese terreno se mueve un peje acostumbrado a vencer en los pantanos terribles alebrijes, y, deseoso de no acabar haciendo lo mismo, como tradicional gatopardo.

#SeguridadInteriorExterior. Ríos de tinta liberal/conservadora corren por los difusos pasillos de la administración del poder gubernamental, donde, hasta el más santo peca ante la imposibilidad de sensibilizar al monstruo sistémico y de hacerlo variar por lo menos un poco de su consolidada senda de miserias trazadas por la explotación; que le caracteriza.

No ha lugar. El 1% de la deshumanizada población, no cederá con apelativos morales ni un ápice de la concentración de capital, a favor de los desposeídos, por la sencilla razón numérica de que, su preciado extracto, resulta de desvalijar a la humanidad.

#ElRespetoAlaExplotaciónAjenaN oEsLaPaz. La política económica del Imperialismo es como la ingesta de comida chatarra: así pinten de cien mil colores los empaques de los doritos, no dejan de ser mierda adobada.

Y, aunque la norma obligue a informar al público la inicua calidad de sus componentes, no se impide su producción, distribución y venta, aun en
espacios “libres de humo” y sagradas escuelas.

#Ergo. Nada pueden las leyes, reglamentos y normas contra la libertad de mercado para hacer y adquirir lo que se plazca, aun las obligatorias ligadas a las garantías individuales constitucionales, debido a una sencilla razón:

En la sociedad de mercado libre todo es mercancía, desde el producto más refinado y delicado como es un marcapasos, un par de calcetines; unas buenas palmadas cerebrales, o en el lomo…

Hasta los ánimos de dar y recibir consuelos espirituales en nombre del Altísimo se trastoca en mecenazgos, y, mercerías etiquetadas por la ley simple, compleja y perversa de la oferta y la demanda.

#EntelequiasYrealidades. Cualquier suceso es visto, atendido y despachado con ojos de incredulidad, animosidad o degeneración resultado de intereses, que el propio sistema mantiene ocultos, restringidos y/o protegidos para favorecer los macro intereses oligarcas, inclusive, con beneficios resultado de manipular concesiones microeconómicas.

Es el caso del libre tránsito por carreteras, el salario mínimo, el derecho a la salud y vivienda: todos ceden recursos para su existencia precaria, que, de todos modos, a la vuelta del gasto el dinero circulante capitaliza bancos, casas de bolsa y poderosos fondos de inversión.

En otras palabras: nos pueden marear con el cuento de la soberana, independiente y libre República formada por honorables ciudadanos sin importar que sean buenos o malos, hasta que se demuestren culpas. Nos dan atole con el dedo digital en las benditas redes sociales, del democrático internet, mientras la neta es otra.

#LuchaDeClasesChipDeLaHistoria. Entre ser descalificado como chairo o fifí, mejor es ser clasificados como sesentayocheros trasnochados, por insistir en develar lo debelado: desde que el imperio del capital financiero impuso sus reales al Mundo hace un siglo, la idílica sociedad de buenos y malos, corruptos y honestos, sinceros y pánfilos, creyentes y no, animosos y desanimados, activos y pasivos, hombres y mujeres, santos y pecadores, no pasa de mal chiste repetido hasta el cansancio, por quienes de la ideología hacen su comedero.

Por ejemplo. Si la extensa red de instalaciones de Pemex calculada en 68 mil 843.15 kilómetros (CartoCrítica&Heinrich Böll, 2017) radiados a lo largo y ancho de la lacerada Patria y sus mares, siendo en sí un fabuloso negocio desde el momento de su concepción, hasta el instante de su último reparo directivo, administrativo, operativo, técnico, físico, y, aun, de localización de áreas de oportunidad, ha
perdido credibilidad en sus instalaciones debido al huachicoleado de sus recursos.

A pesar de ser un secreto de Estado por razones de seguridad, ¿cómo saber cuándo y con certeza ya se han controlado vicios, fugas, daños colaterales, y, ups: próximos vándalos, y, en dónde?

AMLO: “Está plagado el gobierno de huachicol: hay huachicol en las distintas áreas del gobierno, huachicol en la compra de medicinas, huachicol en la industria eléctrica, huachicol también en la construcción de obras, huachicol arriba y abajo”.

#Guachicolendo. Sinónimo de “ser lo que no parece”, en mapuche guachicola significa “alambre trenzado unido a una estaca”, utilizado intencionadamente para trampear presas, incautos y descuidados: nada indica que huachicolear sea un acto espontáneo, ingenuo, o, inconsciente. Es tan mal intencionado, que, seguramente resulta mejor negocio y sin tantos riesgos tranzar hidrocarburos, en vez de drogas. O combinadas.

En el concierto semántico mexicano, guachicola cuadra bien como patronímico de presa para engatusar babosos señalados por robos menores, mientras, los de cuello blanco se baten hasta el queque substrayendo bienes de la Nación, a riesgo de ser acusados de ratas, pero no de narcotraficantes por delitos graves contra la salud.

Demostradas las culpas en tribunales, a un ratero se le puede encerrar y no de por vida. Pero, el narco pierde en automático todas las
propiedades habidas a su nombre, de prestanombres y relacionadas; con la gravedad de que, 32 países contemplan la pena de muerte, para los atrapados.

#OXFAM:3,500millonesSobrevivenConLoQueEl1%Goza. En lo que nos toca, equivale a 1 millón doscientos mil beneficiados por la miseria de 120 millones de mexicanos.

Entre ambos extremos existe un gestor aglutinante, que, igual funciona de parachoques, tanto como para no evitarlos, propiciarlos, y, dirimirlos.

#EstadoDeClaseImperial. Como toda organización de origen biológica, mineral e inteligente, las clases sociales, comunidades y grupos políticoeconómicos han creado redes integradas por nodos y enlaces evidentes y supuestos, para engarzar a otros a sus intereses.

Con la deuda nacional llegando a doce billones de pesos y obligaciones anuales de pago por su servicio cercanos a los 800 mil millones de pesos, que le resta el 50.2% al presupuesto anual de gobierno, limitando la inversión pública y el gasto público, los destinos del desarrollo nacional quedan lastrados y atados al 2.2%, a la baja, según las cuentas del FMI.

Optimista, AMLO dice que no: que, en medio de las vilezas heredadas por el Neoliberalismo rapaz, sorprenderemos al Mundo, en zona dugout. Ya veremos, dijo el ciego.
 
PasillosDelPoder.com
Diseño y programación Firewall Soluciones