Kat Brown
Alejandro Solís
KAT BROWN: SALUD DEL CONJUNTO Y DE CADA UNO
Lunes, 14 de Enero de 2019
De los juegos de campo, uno de los más fascinantes es el basquetbol pues combina su objetivo de ganar con posiciones, movimientos y tiempos sucedidos a velocidades mentales, físicas, anímicas, y, visuales dinámicas, lentas hasta el suspenso momentáneo, sobrepuestas y casuales de equipos rivales en pos de una pelota asida a penas con las yemas de los dedos, hasta lograr su enceste.

Aunque novicios no miremos de conjunto, como es obligación de estrategas tácticos, la complejidad de la confronta incluye el manejo de reservas, descansos de cada jugador y del conjunto.

Lanzada a la canasta desde largas, medianas y cortas distancias, cruzando decisiones de todos, hasta de los espectadores, el pase oportuno de pelota al mejor posicionado en el terreno es la clave del éxito ofensivo y defensivo.

Caminar con ella más de un tranco, cargar, empujar, taponear, retrasar acciones del contrario, penaliza. Como en todos los campos disciplinares, las figuras nada son sin trabajo de grupo: estrellas perdidas en el firmamento, en vísperas se estrellan.

El básquet inventando en 1891 recrea el ancestral juego de pelota maya meso-americano, sociedad cultura proclive a la lógica, al simbolismo icónico, a la organización de terrenos y cultivos según el calendario anual, a la práctica de curaciones e intervenciones quirúrgicas, así como a la observación astronómica para usos anímicos.

Al jugarlo, los mayas hacían esfuerzos vigorosos, pues la pelotita de caucho era durísima, pesada, y había que andar tras de ella en campos hasta de 180 metros de largo por 70 de ancho, entre muros de 8 metros de altura, a desnivel.

Simulando al inframundo, los mayas así representaban al juego del ser en conexión con los astros ante los cuales se rendían.

#LaSaludEsCosaDeTodos Valga la comparación para comprender la importancia de la salud personal, tan de uno como de todos, pues ninguna enfermedad brota de la nada; ni es cosa de quedarse estático ante dolencias propias y ajenas.

La animosidad de carácter, aunque Usted no lo Crea, es clave para superar postraciones, tanto como postrarse inanimado es sinónimo de amortajado.

Grandes y pequeños aglomerados de células degeneradas, cepas lesionadas y núcleos comunitarios hacinados propician la expansión de daños a nuestra salud, incluyendo nuevas enfermedades, como en su momento fue el sida, o, últimamente, lesiones de nuestros sentidos originados en la parte nociva de las tecnologías de punta: terminales y conductos nerviosos son alterados por exponernos a cargas electrónicas.

Abundan daños documentados a ojos, grupos musculares y al sistema nervioso de niños, jóvenes y adultos. Poco se hace al respecto para prevenirlos y/o curarlos, pues muchos califican de enfermedades profesionales y del trabajo.

Cáncer de piel, lesiones en la columna vertebral y extremidades, agotamiento mental, daños a tímpanos, dolores articulares en manos y túnel de carpo, vista cansada y lesionada llegan a ser parte y todo, causa y consecuencia de tiempos y movimientos relacionados de otra escala, como son la sobrevivencia económica, la necesidad de comunicaciones cada vez más veloces y certeras obligadas por la valorización de las mercancías, exigida por la capitalización de macros y micro inversiones.

O, sencillamente, por la necesidad compulsiva inducida de diversiones anodinas, como son pasársela en vecindarios virtuales; es el caso de las benditas redes sociales.

Acotada la demanda real por la exigüidad de la demanda solvente, pocos conservan su salud sin el recurso del ingreso salarial. Con bienes patrimoniales cada vez más agotados, la sociedad sufre recorte de prestaciones sociales, como sucede con el derecho a la salud pública, laboral y personal.

En medio de un mundo empobrecido, su atención es asunto principal del Programa Nacional de Desarrollo y a fondo perdido, pues la consecuencia de su olvido y, peor, de su mercantilización, se refleja al instante en anomalías de la actividad cotidiana.

Mientras en otros países de la OCDE se invierte en salud pública casi el 10% del PIB, en México, apenas el 6%. Adquirir enfermedades, aun curables, puso fuera de combate a más de 700 mil mexicanos, en 2017.

No comprender que las enfermedades suceden a la pérdida de la salud por razones degenerativas externas, marca derroteros del sistema político económico injusto.

En el Mundo, cada segundo mueren 4 niños, 8 millones al año; unos fallecen por deficiencias pulmonares de nacimiento. Otros por fallos anatómicos: el 50%, por desnutrición.

Siendo el derecho humano a las mejores condiciones de vida y trabajo, algo debemos hacer al respecto para no encestar injusta, ni prematuramente, en el canasto de la mortaja.

#MedicinaPrivadaSaludNegada Así como en política económica actúan por lo menos tres modos encontrados de entenderla y operarla (conservadores, liberales y revolucionarios), consultores, expertos, investigadores, profesionales, aprendices, comerciantes de área, se confrontan en el campo de cuidados de la salud, atención a enfermedades y recuperación de los pacientes para su reinserción social.

¿Qué problema habría para que unos y otros dialogando encontraran los mejores principios, métodos, medios y fórmulas de atención a la conservación y curación de enfermedades, la mayoría sanable de ser atendida a tiempo, y, más, de prevenirse?
La salud se ha convertido en uno de los más caros servicios negados a las mayorías, debido al férreo control de su mercado por los grandes monopolios de investigación auto-validada, laboratorios, redes de distribución, asociaciones de médicos, que influyen en las decisiones del médico cuando aplica protocolos de atención y medicinas a sus pacientes.
En México, las grandes compañías médicas ganan una tercera parte más, que, en el resto de países afiliados a la OCDE. Cuatro millones de familias mexicanas, anualmente se arruinan por gastos de salud.

#TricomíaMensual Entre los profesionales de la salud, como en todos los gremios, hay secretos protegidos a voces, que reproducen los vicios deshonestos, delictivos, no éticos de la sociedad de mercados. Se antojan imposibles de finiquitar, como es la insana costumbre de dar dinero y especie a médicos que favorecen la adquisición y consumo de medicina de ciertas marcas y patentes.

La manipulación de tratamientos incluye análisis de laboratorio innecesarios, dado que el propio cuerpo enfermo –y sano- es el campo de síntomas complejos y/o elementales, -como es un cambio de tonalidad de orinas, del moco nasal, de la temperatura- para recetar con certeza.

#LaSaludAlAlcanceDeUnGranPase Quienes lucran con la vida humana ponen el grito al cielo exigiendo respeto de sus intereses sustentados en investigaciones maquinadas, procedimientos de atención certificados por ellos mismos; uso de medicinas de patente elaboradas en sus laboratorios y distribuidas por sus cadenas de transporte.

La praxis médica que no se adecua a sus dictados es descalificada con argumentos pseudocientíficos y simples dictados punitivos.
Siendo la medicina alópata una variante comercial de la medicina tradicional, su dominio etiqueta desahuciados económicos, a la par acumular riqueza extraordinaria, gracias al comercio de la salud pública y privada.

#MedicinaIntegrativa Por la magia de la razón contraria, expandida velozmente gracias a los medios digitalizados de comunicación de masas modos diferentes, eficientes y eficaces de atención a la salud, encabezan las tendencias, según la correlación de fuerzas logradas por sus vanguardias.

En China, Japón, Rusia y Europa, la medicina alternativa centrada en el uso contemporáneo de técnicas ancestrales, como la homeopatía, la acupuntura, la herbolaria, terapias quiroprácticas, la ozonoterapia, la medicina biológica, alejadas de la mercería alópata, han dejado de ser puntadas de chamacos, chamanes o descalificados brujos, asegurando la formación de recursos humanos para la conservación de la salud y la sanación del organismo enfermo.

#RedDeSaludPúblicaDelSurSuresteDeMéxico 22 mil millones de pesos destina el gobierno de la 4TVpm, para el inicio del Plan Nacional de Salud integrado, arrancando en Yucatán, Campeche, Quintana Roo, Tabasco, Chiapas, Guerrero, Veracruz, Oaxaca por ser la zona más pobre de México, igualmente conocida como “el espinazo de la miseria”.

Así como en todas las esferas sociales es deseable que las nuevas Autoridades faciliten el crecimiento consolidado de la medicina integrativa combinatoria de recursos herbolarios, celulares madre y minerales, experimentados con éxito en otros lados del Mundo, a partir de un sencillamente profundo principio.

#DeCuernoDeLaAbudanciaAembudoInvertido En contra de bombardear con penicilinas a costas de generar peores secuelas cualquier tipo de enfermedades, retomemos el principal principio milenario de atención al paciente: acompañándolo evitemos que se enferme, y, cuando lo haga, comprendamos primero sus emociones, localizando sus lesiones, para curar sus infecciones; sin visos maniqueos, paternales; ni favorcitos mágicamente concedidos.

No vaya a ser que, con el pretexto de atender la salud de los más desvalidos, la red de salud pública instalada en el sur sureste de México, resulte una extensión táctica del militarista Plan Puebla Panamá, complementando muros policiales, económicos, fiscales, ferroviarios y vehiculares contenedores de luchas encontradas y de la migración latinoamericana hacia el claustro norteamericano.

 
PasillosDelPoder.com
Diseño y programación Firewall Soluciones