OPINIÓN
Francisco Cabral Bravo
La política de Morena convive con nosotros
Lunes, 03 de Septiembre de 2018
Con solidaridad y respeto a Cuitláhuac García Jiménez, Eric Patrocinio Cisneros Burgos, Ricardo Ahued Bardahuil y Manuel Huerta Ladrón de Guevara
Hoy quiero enfatizar que nuestro sistema electoral está diseñado para que las coaliciones electorales concluyan una vez que termina los procesos electorales, cuando ya se han otorgado las constancias de mayoría y se han resuelto las posibles impugnaciones en los tribunales.
Todos los incentivos que existen en la ley están orientados a inhibir la formación de coaliciones legislativas. Hoy el triunfo arrollador de AMLO está abriendo la puerta a que cristalice una coalición parlamentaria de "Juntos Haremos Historia", lo que daría una cómoda mayoría del 61% en la Cámara de Diputados y del 57% en el Senado. Aunque no está regulada por ley, el anuncio de avanzar hacia una coalición parlamentaria lo hicieron los dirigentes de Morena, y ha sido reiterado por Ricardo Monreal quién será el coordinador parlamentario de Morena en el senado.
La viabilidad de esta coalición parlamentaria se explica, en primer lugar, porque la coalición electoral fue casi total, ya que, además de respaldar la candidatura presidencial, abarcó a 292 de las 300 diputaciones de mayoría y a 62 de las 64 fórmulas de mayoría del Senado y fue así que "Juntos Haremos Historia" se impuso en 19 congresos locales y que sumados tengan 308 diputados federales y 69 senadores, ya con la distribución de los asientos plurinominales. Todo parece indicar que la coalición parlamentaria anunciada puede funcionar si atendemos a la naturaleza de los partidos coalizados en torno a Morena, ni el PT ni Encuentro Social habrían ganado por sí solos tantos asientos en el Legislativo Federal, lo que convirtió en la tercera y cuarta fuerzas en la Cámara de Diputados, pero seguro que venderán caro su amor a Morena porque, al menos el PT, es un partido que ha dado muestras de falta total de consistencia política y moral.
De los 500 diputados electos, 84 han ejercido al menos una vez el cargo de legislador en el Congreso de la Unión, pero entre todos ellos destacan los casos del morenista Pablo Gómez, con participación en 6 legislaturas de 3 años cada una, así como las priistas Dulce María Sauri y Lucero Saldaña, también con 6 legislaturas cada una durante las últimas tres décadas.
Los tres están por iniciar su séptimo trienio parlamentario. Estos eran los diputados de mayor bagaje legislativo de la 64 legislatura.
Mario Delgado coordinador de Morena en la Cámara de Diputados para la LXIV Legislatura. Delgado tiene una gran experiencia laboral en el sector público. El reto no será sencillo, sin duda alguna.
Porque está en pluma de todos, el respeto a la voz de la oposición revela la madurez de un régimen democrático y sus debates en el Congreso definen cuando el sistema político es de liberación o de imposición. El reto de las oposiciones en la próxima legislatura es; justamente, evitar unanimidad impuesta, lo que supondría el fin del equilibrio de poderes y el autoritarismo.
Las agendas legislativas presentadas en estos días por los diversos grupos parlamentarios son reflejo de sus prioridades, posicionamiento político y visión del país. En el debate parlamentario del Congreso de la Unión se pondrá a prueba la convicción democrática y pluralista del bloque hegemónico, así como la capacidad de la oposición para establecer límites y contrapesos institucionales al próximo gobierno.
El grupo mayoritario en ambas Cámaras planteo 5 propuestas: preocupa que dos de sus propuestas sean regresivas, como en el caso de la Reforma Educativa, o que signifiquen una afectación a grupos de la sociedad que están muy lejos de vivir en una situación de privilegio económico, especialmente la clase media.
Los coordinadores parlamentarios del PRI, Miguel Ángel Osorio y René Juárez, enviaron un mensaje a la ciudadanía y al próximo gobierno: su partido será una oposición firme, crítica, vigilante y constructiva y plantearon una agenda con un alto contenido social, enfocada en los temas de mayor interés de la ciudadanía y los grupos vulnerables. Los legisladores priistas adoptaron una agenda en la justicia social, la seguridad de los mexicanos, la estabilidad económica, la defensa del pacto federal, de la soberanía de los estados y a la libertad de los municipios ante la amenaza de injerencia centralista, la preservación de la división de poderes y de los órganos autónomos del Estado. El PAN aprobó, con serias dificultades, una agenda de cinco asuntos.
El PRD por su parte centró sus propuestas en reducir la brecha de desigualdad, los gobiernos de coalición y la revocación de mandato, federalismo fiscal, el salario mínimo y la expedición de un código penal único. MC es el que más coincidencias guarda con la agenda de Morena. Como puede observarse, son pocas las coincidencias entre las oposiciones y el grupo mayoritario en el Congreso. La oposición deberá de evitar que el Congreso deje de ser un grupo deliberativo y plural y que se convierta en una Asamblea monolítica y unánime.
La designación de Mario delgado como coordinador de la fracción morenista en la Cámara de Diputados habla de la fuerza que tiene Marcelo Ebrard. Delgado ha crecido al amparo de Ebrard, el reto ahora será saber si tiene los tamaños para pastorear a la bancada más numerosa de San Lázaro, la cual presenta condiciones sui generis por su misma conformación, ya que más del 70% de los nuevos diputados no tiene ninguna experiencia como legisladores y el otro 30% son viejos lobos de mar.
Para empezar bien el primer reto de la LXIV Legislatura en la aprobación del Paquete Económico de 2019, en donde la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos representan un reto formidable. Además, esta Legislatura tendrá el ajuste presupuestal a la baja su historia.
Delgado al frente de 191 diputados de morena tiene, en primera instancia, el desafío de ganarse el respeto y confianza de sus correligionarios, al tiempo de empezar a construir los puentes de diálogo con los líderes de otras bancadas, particularmente con el PAN. En vía de mientras, entre morena, PT y PES tienen 308 diputados federales, con lo que les alcanza la mayoría absoluta.
Veremos en tribuna de qué están hechos los diputados de morena, bancada que por cierto tiene un bajísimo nivel de escolaridad, muchos de ellos ni siquiera la preparatoria terminaron. Mientras que en el Senado Ricardo Monreal tiene la experiencia y la sapiencia política.
Los Congresos que se van dejan vicios que parecen eternos en nuestro sistema. Según el reporte legislativo publicado por la consultoría Integralia, en los últimos años ha crecido el activismo legislativo, la presentación de muchas iniciativas de ley que quedan como pendientes y que en la cabeza de los legisladores significa una "alta productividad" aunque esto sea falso. Tenemos un exceso de comisiones que cuestan caras y que la mayoría de las veces se duplican y no llegan a ninguna parte, hay 187 comisiones aproximadamente entre ordinarias, especiales y bicamerales.
Y aunque existe un avance en el tema de la transparencia, persiste la opacidad el manejo de recursos. Por décadas los órdenes legislativos locales y los federales ha servido como una costosa simulación de un contrapeso de poder, en la que los ciudadanos cada año ven derrocharse millones de pesos y que han atorado temas fundamentales para el desarrollo de un México democrático e incluyente.
Hay un hallazgo del estudio de Integralia en el que quisiera detenerme: la consultoría detectó problemas de clientelismo en la negociación y aprobación del presupuesto y un seguimiento ineficiente del gasto público.
He ahí vicios costosos de dos cámaras cuyo prestigio está por los suelos y cuyos excesos, lejos de sorprendernos, nos ofenden por el nivel de cinismo.
A partir del 29 de agosto las cámaras tienen una nueva cara, reciente imagen, Morena representa mayoría y a la vez podría convertirse en una aplanadora que ha marcado territorio y apuesto su primera carta sobre la mesa a gritar al unísono: "Es un honor estar con AMLO". No hubo chiflidos, no hubo gritos, no hubo oposición, un adelanto de los tiempos que vienen. Sólo que ahora cosas que antes se unían para pedir respeto al disenso tendrán el peso histórico y el reto de mostrar si eran una opción de cambio real.
Como lo mencionamos en entregas anteriores el cardenal de Estado del Vaticano Pietro Parolin aseguró que la Santa Sede está lista para colaborar con el nuevo gobierno de México y consideró que el país tuvo "un gran cambio" con la elección presidencial de AMLO. Pietro Parolin aseguró que existen "muchos ámbitos" en los cuales se puede establecer "una sinergia" entre ambas partes, siempre respetando las debidas distinciones, porque "la iglesia es la iglesia y el gobierno es el gobierno". Nosotros estamos abiertos a cualquier gobierno, la disposición de la Santa Sede es siempre de apertura y colaboración, también con el nuevo gobierno mexicano. Nosotros esperamos que esta apertura y colaboración se transforme después en hechos concretos, que puedan encontrarse los caminos porque, al final de cuentas por el mismo objetivo. El cardenal Parolin destacó que en México "hubo un gran cambio" con la elección de AMLO, reconoció que así fue percibido tanto en el Vaticano como en otras partes del mundo, ya que fue una "constatación común". "Hay ámbitos en los cuales se puede colaborar". Todos los gobiernos trabajan por el bien de sus país iglesia católica está al servicio de la gente, también pidió prudencia porque "cada gobierno tiene sus características". Al mismo tiempo subrayó la importancia del vínculo que existe con la Santa Sede con la Iglesia católica, una de las riquezas de México es justamente su patrimonio de fe católica y de vida cristiana. "No puede sino ser fecundo de buenos frutos”.
Y recuerda que la mayor preocupación del presidente electo es la seguridad y que la reconciliación del país sea una realidad.
Hemos estado atentos a anuncios y señales enviadas por el equipo de AMLO, y celebramos las expectativas de nuevo régimen, que goza de una alta tasa de aprobación popular, pero los retos que van a enfrentar son enormes. Llama la atención que han puesto la vara muy alta en sus propuestas económicas. Habrá que observar cómo aterrizan y ejecutan sus planes y programas, esperando que se haga de una manera ordenada y sensata, sobre todo sin llegar a afectar las tesorerías y bolsillos de los ciudadanos.
Si de verdad vamos a una gran transformación, ¿por qué no comenzar por una revisión profunda de nuestro aparato de justicia? para así tratar de acercarnos lo más posible a lo deseable.



 
PasillosDelPoder.com
Diseño y programación Firewall Soluciones